Evangelio del dia Viernes 29 de agosto

Posted on

 

Viernes 29  de Agosto de 2008

Evangelio según San Marcos

Capítulo 6,17-29.
  «Dichosos los perseguidos por la justicia»(Mt 5,10)

 Herodes, en efecto, había hecho arrestar y encarcelar a Juan a causa de Herodías, la mujer de su hermano Felipe, con la que se había casado. Porque Juan decía a Herodes: “No te es lícito tener a la mujer de tu hermano”.

Herodías odiaba a Juan e intentaba matarlo, pero no podía, porque Herodes lo respetaba, sabiendo que era un hombre justo y santo, y lo protegía. Cuando lo oía quedaba perplejo, pero lo escuchaba con gusto.

Un día se presentó la ocasión favorable. Herodes festejaba su cumpleaños, ofreciendo un banquete a sus dignatarios, a sus oficiales y a los notables de Galilea. La hija de Herodías salió a bailar, y agradó tanto a Herodes y a sus convidados, que el rey dijo a la joven: “Pídeme lo que quieras y te lo daré”.

Y le aseguró bajo juramento: “Te daré cualquier cosa que me pidas, aunque sea la mitad de mi reino”.

Ella fue a preguntar a su madre: “¿Qué debo pedirle?”. “La cabeza de Juan el Bautista”, respondió esta. La joven volvió rápidamente adonde estaba el rey y le hizo este pedido: “Quiero que me traigas ahora mismo, sobre una bandeja, la cabeza de Juan el Bautista”. El rey se entristeció mucho, pero a causa de su juramento, y por los convidados, no quiso contrariarla. En seguida mandó a un guardia que trajera la cabeza de Juan. El guardia fue a la cárcel y le cortó la cabeza. Después la trajo sobre una bandeja, la entregó a la joven y esta se la dio a su madre.

Cuando los discípulos de Juan lo supieron, fueron a recoger el cadáver y lo sepultaron.

Meditación del día  Oh, Dios amado, bendito Tú que sufriste por mí, así mis lágrimas de ahora te son conocidas.

Sabio eres o Dios Infinito, por esto tienes paciencia conmigo y no me acusas y me sostienes y siento que incluso me proteges, porque eres Dios verdadero.

Amado, ven a mi casa y quédate, porque necesito de tus labios en mi corazón, necesito que pronuncies mi nombre, ese nombre que me diste y por el cual existo.

Oh Dios mío amadísimo, sabes que te amo y sabes que sufro y sabes que tengo culpa de mi sufrimiento por mis pecados. No supe lo que hacía, y como Herodías pedí la cabeza de Juan el Bautista, porque no sabía qué pedir pero me susurraron el nombre del santo y caí en la tentación de pedir por su muerte.

Sufro porque pequé contra ti y contra el Cielo. Yo no sabía qué hacer y me dejé llevar por el mundo, por los que odian la verdad de Tu doctrina y me susurraron… Oh Dios mío, me susurraron y confuso repetí la voz de otro que no era la mía, porque me confundía ante el regalo del rey a mí, por cumplir con mi deber.

Lloro… y mis lágrimas no dejarán de salir de mis ojos hasta que no beses mi corazón, Oh Dios de Cielos y tierra. Contra Ti, contra Ti he pecado; me dejé seducir.

P. Jesús


Hoy recomendamos

 Si quieres regalarle un suscripción a alguien, haz click aquí

Que la Paz sea contigo

About these ads

3 comentarios en “Evangelio del dia Viernes 29 de agosto

    jerly escribió:
    agosto 29, 2010 en 10:47 pm

    gracias me sirven para mis trabajos

    lesther manrique garcia escribió:
    septiembre 2, 2009 en 10:38 pm

    por favor sigan poniendo evangelios

    lesther manrique garcia escribió:
    septiembre 2, 2009 en 10:37 pm

    gracias por todo esto yo no puedo ir a misa porque tengo que hacer cosas etc etc etc pero sigue mandandome evangelios para hacer la tarea gracias

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s